Fundación Deporte Joven | Inicio

Actualidad

El “Reto Pelayo Vida Vuelta a España 2020” afronta su primera semana

15 octubre 2020

La expedición, liderada por 5 mujeres que han superado un cáncer de mama, afronta la travesía alrededor de la Península Ibérica en un barco V70 de la regata extrema Volvo Ocean Race, con el objetivo de dar visibilidad a la enfermedad y a la importancia de practicar deporte como parte de su recuperación. Las participantes se enfrentan a esta prueba de superación personal, fortaleza psicológica, valor y optimismo ante la vida a pesar de que se han encontrado con una grave enfermedad.

Se trata de mujeres que dan voz y visibilidad a la posibilidad real de dominar el cáncer de mama y ser felices tras vencerlo. Lanzan un mensaje de esperanza a las mujeres que lo han padecido o lo sufren en estos momentos y animan a superar la enfermedad a través del deporte y la alimentación.

El “Reto Pelayo Vida Vuelta a España 2020” partió desde Bilbao, y llegará a Barcelona el próximo 24 de octubre, navegando por el Cantábrico, Atlántico y Mediterráneo; atravesando el Estrecho, y realizando paradas en los puertos de Cádiz, Málaga y Valencia, hasta su finalización.

En esta edición, “Reto Pelayo Vida Vuelta a España 2020” ha trabajado de la mano de Quirónprevención un Plan de Actuación a medida que garantiza la seguridad y salud de todos los tripulantes y visitantes al barco. Además, el RetoPelayoVida ha obtenido la certificación de Protocolo Seguro Covid-19, como evento que cumple con las máximas medidas de seguridad frente al virus.

Participantes en el RetoPelayoVida Vuelta España 2020

Las 5 expedicionarias del “Reto Pelayo Vida Vuelta a España 2020” son: Marián, de Elche; Lorena, de Cartagena; Fátima, de Jerez; María, de Barakaldo y Nuria, de Teruel. Valientes mujeres que han sobrevivido a la enfermedad y ahora han tomado la decisión de cambiar sus vidas y enfrentarse al reto para poner sus cuerpos y sus mentes al límite con varios objetivos: demostrarse a sí mismas que, tras superar un cáncer, la vida puede retomarse con normalidad; visibilizar la enfermedad para ayudar a otras mujeres en la misma situación; concienciar a los líderes de opinión de la importancia de invertir en investigación contra el cáncer, y transmitir a la sociedad sobre los beneficios de llevar una vida sana y realizar ejercicio físico para prevenir cualquier tipo de patología.