Fundación Deporte Joven | Inicio

Actualidad

Entrega de Becas Vamos a dos deportistas de gimnasia rítmica pioneros en la lucha por la igualdad de género en su disciplina

15 julio 2020

Iván Fernández y Adrián Munuera, de 17 años, comparten una misma pasión: la gimnasia rítmica. Ambos empezaron en este deporte con 7 y 8 años, respectivamente, en el Club Purpurina de Roquetas de Mar (Almería), siendo los primeros chicos del Club y dejando de lado los prejuicios que envuelven a este deporte. Y es que, actualmente, son los únicos chicos en su categoría Senior Masculino Absoluto y están dispuestos a desafiar los estereotipos de este deporte demostrando que no hay un género que lo determine.

Durante su trayectoria deportiva han tenido que enfrentarse a las barreras y estigmas que acarrea practicar gimnasia rítmica masculina. “Queremos que se nos trate igual. Queremos los mismos derechos que las chicas para competir, que la gente entienda que el deporte no tiene género. Queremos campeonatos internacionales, mundiales y unas olimpiadas como en los demás deportes”, afirma Iván. Y gracias a esta lucha que empezó Rubén Orihuela hace años, la gimnasia rítmica a nivel nacional abarca competiciones masculinas desde el pasado 2009. Aunque, a día de hoy, aún no está reconocida internacionalmente para chicos, y por lo tanto no pueden competir en los Juegos Olímpicos. “No existen casi competiciones y los apoyos a estos deportistas son mínimos” afirman Vanesa y Alicia Robles, las directoras del Club Purpurina.

En lo que respecta al Club Purpurina, cuentan con 350 gimnastas y tan sólo 12 son chicos, pero ellos tienen muy clara su misión y es por eso que el Club hace Jornadas de puertas abiertas a principio de cada temporada, visibilizando que tanto los chicos como las chicas pueden disfrutar de este deporte, y acuden también a todos los colegios de Roquetas de Mar para impartir charlas sobre la igualdad en el deporte, el respeto y la tolerancia. Además, también becan a 5 chicos cada año para evitar que las dificultades económicas sean un freno para ellos, y que poco a poco haya más chicos que dejen de lado los prejuicios y se animen a apuntarse.

Ahora, gracias a la Beca Vamos, van a poder entrenar sin límites con las equipaciones y el material que tanta falta les hacía, y van a conseguir seguir visibilizando su lucha gracias a Rubén Orihuela y la masterclass que les va a impartir, para así poder seguir avanzando para convertirse en el club de referencia en la lucha por la igualdad en la gimnasia rítmica.

“Es un placer poder seguir dando un empujón a proyectos como el del Club Purpurina, y a jóvenes deportistas con tanta proyección como Iván y Adrián. Ellos ejemplifican valores como la lucha incansable por cumplir un sueño y por romper los estereotipos sociales que lamentablemente aún existen en el deporte. Estamos convencidos de que su historia va a inspirar a muchos niños, niñas y jóvenes deportistas de nuestro país’, ha explicado Javier Coromina, director de Comunicación de Idilia Foods y miembro del Jurado de Becas Vamos.

El Jurado del proyecto – formado por el Consejo Superior de Deportes, ColaCao y los embajadores del proyecto, los deportistas Mireia Belmonte y Saúl Craviotto-ha destacado la candidatura de Iván y Adrián por desafiar los estereotipos de género en el deporte y luchar por una pasión por encima de cualquier prejuicio.

Por su parte, Jesús Mardaras, subdirector general de Promoción e Innovación Deportiva del Consejo Superior de Deportes, ha añadido que “testimonios como el de Iván y Adrián nos demuestran una vez más que el deporte debe estar en constante cambio y evolución, y es que los valores que enseñan y representan ellos son imprescindibles para los niños, niñas y jóvenes que se adentran en el mundo del deporte. El respeto, la igualdad y la tolerancia siempre tienen que ir por delante”.

“Nuestra misión a través del plan ADB2020 es promover una sociedad más activa, y que los niños, niñas y jóvenes que quieran practicar deporte no tengan que dejar de hacerlo por falta de material, de instalaciones y, ni mucho menos, por prejuicios. Por eso es tan importante dar todas las herramientas necesarias a equipos como el Club Purpurina, para que puedan seguir adelante y no haya barreras que les frenen”, destaca el director general de la Fundación Deporte Joven, Alfonso Jiménez.